Contratar a Víctor Kuppers posiblemente no es nuestra plan común de las vacaciones haciendo turismo, pero sí estamos seguros de que a partir de sus experiencias en alguna de las charlas de Victor Küppers, nos harán pasar esos momentos inolvidables de la vida.

El conferencista señala que: «Nadie te va a recordar por tu currículum, sino por tu forma de ser». Y eso no dista de la verdad. Victor Küppers es conocido como uno de los conferenciantes mejor pagados y más prestigiosos a nivel mundial. Sus charlas son aclamadas y seguidas por gran cantidad de personas que buscan conseguir la clave de la motivación. Küppers también es experto en ventas, y quizás por esa razón lo tiene claro: «Vivimos en la queja continua, tenemos que parar y cambiar porque vamos como pollos sin cabeza»

Conocido en parte por su charla motivacional Victor Küppers (Eindhoven Holanda, 1971) cuenta con un pico de oro además de un currículum sumamente extenso. Estudió Económicas, se doctoró en Humanidades, aunque a sus 28 años le ocurre un accidente que lo dejó postrado durante seis meses en la cama «y seis meses en la cama dan para mucho», señala.

En este preciso momento fue que hizo clic, decidiendo ponerse a leer lo que le gustaba rehaciendo su vocación. En la actualidad es uno de los formadores más prestigiosos, sus conferencia victor küppers 2021 sobre motivación y ventas han sido escuchadas por millones de personas, incluso las empresas se lo rifan, aunque a eso él no le da gran importancia: «Solo soy un tipo con mucha suerte».

En una entrevista reciente la periodista menciona que Victor Küppers cuenta con un currículum bastante extenso, pero que al ver su perfil de WhatsApp dice mucho más de él. Ante ello, el conferencista señaló que Messi es su ídolo. Pero lo mejor es indagar como logra motivarse desde Messi, ya que, según se sabe, ha ido a La Masía en diversas oportunidades.

Küppers señala que Messi no necesita motivarse. Existen personas que no lo necesitan, que ha nacido motivada y que además cuenta con la suerte de que las cosas le van tan bien que sería algo anormal si se desmotivara. En su caso de las asesorías para el equipo y para Messi, Küppers acota que apenas cuenta con experiencia futbolística, y que gestionar tantos egos resulta un tanto complicado.

En el caso de las empresas, lo que se puede observar es que existen numerosos jefes y muy merluzos. Para ser buen jefe se requiere de una mentalidad de querer ayudar al equipo, ser mejores personas, mejores profesionales, y hay muy pocos jefes que tengan esa mentalidad.

Otro aspecto relevante en las charlas de Victor Küppers es que repite una frase: «Serio, correcto, profesional», como si estas es que se tiene el pensamiento generalizado de que ser alegre es sinónimo de ser un vago o superficial, mientras que, ese que es mustio y rancio es percibido como un profesional como la copa de un pino. La aspiración debe estar enfocada hacia profesionales alegres; a los seres humanos les gusta la alegría, les gusta trabajar en entornos alegres.

Ahora, lo importante es conocer cómo se hace para motivar a un motivador, porque ellos también pasan por algunos días que no son los más agradables por supuesto, igual a todos.

Victor Küppers cuenta que también tiene muchos días que son malísimos, pero tiene la suerte de que siempre se va creyendo los conceptos al final. El cree que lo fundamental recae en encontrarle sentido a lo que se hace: cuando encuentras el sentido de la vida, eso es lo que motiva. El secreto de la pasión es tener un propósito, cuando tienes un propósito (tu trabajo, tu familia, lo que sea…) entonces la motivación es más fácil de conseguir, y es más fácil asumir en el día a día, las preocupaciones.

Küppers axota que vivimos en una sociedad en la que todos queremos una vida de película. Que todo sea maravilloso, los padres perfectos, el profesional ideal, tener el físico ideal, la pareja ideal y eso es inalcanzable. Y es que siempre existirá insatisfacción en nuestras vidas, y es por ello que hay que dejarse influir menos y centrarse en lo que se quiere realmente, en lo que nosotros necesitamos para ser feliz, y veremos que no necesitamos tantas cosas.