Cuando se habla del desarrollo en los países que se conocen como en vías de desarrollo, el desarrollo sostenible se encuentra basado en tres dimensiones: social, económico y ambiental.

Tomando en consideración estos conceptos de futuro, es cuando se encuentra la base de sus lineamientos estratégicos, un ejemplo de ello es Perú que dentro de sus lineamientos nacionales cuenta con el objetivo de establecer una guía de acción conformando objetivos estratégicos institucionales, para ser incorporados a su agenda nacional, donde se muestran una serie de temas que son prioritarios para el desarrollo de dicho país, entre los que figura el Turismo, donde se presenta un liderazgo y gran motivación a manos de la sociedad y de los organismos que la representan.

Tomando en consideración dicho ejemplo, Perú ha de mejorar sus lineamientos con respecto a la política turística, así como también de su oferta al desarrollar productos que sean de calidad basada en los recursos turísticos que son necesarios y de esta manera poder enfrentarse al mercado a través de una marca posicionada.

En referencia al liderazgo emprendedor en el área del turismo, se cuenta con una baja cuota de emprendedores pues aún no se ha desplegado gran interés para generar empleo dentro del sector turístico.

No hay que confundir los términos trabajar en turismo y trabajar en la hotelería. Cuando se trata del turismo como disciplina, esta llega a abarcar proyectos, planes, puestas en valor del patrimonio, investigaciones científicas, entre otros.

Con respecto a la hotelería, esta se encarga de brindar servicios de hospedaje, alimentación, transporte, etc. Quienes se encuentran inmersos en el mundo del turismo están en la obligación de conocer los pasos de generación de los proyectos empresariales, además de la generación del valor patrimonial y de la creación de las empresas dentro de este ámbito.

La motivación en el sector

Los profesionales del turismo están obligados a mantener una participación que sea más visible dentro de las puestas en valor de los diferentes recursos turísticos del país, más que todo en aquellas zonas rurales en donde las municipalidades, como las autoridades comunales se ocupan de la gestión de dichos recursos, y es posible encontrar en algunas oportunidades sitios turísticos que son poco accesibles al público, mientras que la administración comunal no se ocupa de generar un crecimiento económico.

En muchas zonas es posible observar cómo se desperdician los recursos turísticos, donde puede destacarse una escasa formación en relación al turismo por parte de los pobladores que frecuentemente deben actuar como gestores del proceso turístico, sin dejar a un lado la carencia de innovación y desarrollo en turismo I+D a nivel gubernamental sin que cuente con los cimientos sólidos sincronizados, coordinados y potenciados que debe contener el turismo nacional.

Tan solo basta con traer a colación que en el año 2013 Perú recibió tan solo tres millones doscientos mil visitantes, mientras que otros países que son más pequeños como España, llegaron a recibir al menos sesenta millones de visitas y Bélgica recibió ocho millones de visitas.